El auge de las redes sociales.

Es evidente que desde hace una década Internet ha revolucionado el mundo entero. Incluso ha llegado hacerse un hueco en los países menos desarrollados. Hoy en día la mayoría de seres humanos utilizan todo tipo de redes sociales a diario. Esta herramienta no juzga a nadie, cualquier internauta puede publicar libremente lo que piensa, lo que desea. ¿Es realmente positivo todo esto? Han surgido numerosos debates a cerca de esta cuestión. Está claro que este medio ha impulsado la libertad de expresión, de pensamiento, la libertad de escribir sin que nadie nos juzgue. Quizás el problema es que en ocasiones estas publicaciones pueden ser dañinas. Es una libertad en manos de todo ser humano sin ningún límite. No existen normas, no existen sanciones para todo aquel que utilice esta herramienta con el único fin de expandir dolor, criticas, comentarios obscenos hacía los demás. Considero que esta revolución es muy positiva siempre y cuando se utilice con humildad, con respeto hacía aquel que se encuentra detrás de la otra pantalla.

Los medios de comunicación también han vivido de cerca esta revolución. Los diarios en papel la han sufrido. Las exclusivas, las noticias que ocurren en cada momento son publicadas al momento en Internet. Numerosos diarios no han sabido adaptarse a esta nueva herramienta por ello han llegado a la auténtica ruina. Esto es una cuestión de concienciarse, la mente humana evoluciona y con ello sus costumbres, su forma de vida cambia. Las grandes masas deben adaptarse a los nuevos métodos, aprovecharse de esta nueva oportunidad para difundir la mayor cantidad de información contrastada posible. Esta nueva herramienta debería de ser bien utilizada, es un medio de difusión brutal. Aun así demasiadas grandes empresas de comunicación se aprovechan de ella, no contrastan sus fuentes, ni sus informaciones. Esto perjudica a los lectores puesto que ellos están convencidos que tan solo por el mero hecho de ser un gran medio ya las noticias son verídicas. Y esto es lo que los remitentes deben concienciarse, no por ser un medio conocido son los que publican lo que realmente ocurre. Debido a la situación laboral de periodistas. Muchos de ellos han optado por crear su propio medio vía Internet creando páginas web. Un trabajo independiente del que quizás no se beneficien pero que pueden complementar. Estas páginas son conocidas por su veracidad, por el trabajo que llevan detrás. Y es admirable como los informadores son capaces de amar su profesión a cambio de nada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s